Ben Affleck también se retoca

  1. benaffleck-twitter

Ben Affleck se presentó con un nuevo rostro al estreno de ‘Escuadrón suicida’, sorprendiendo a todo el mundo y sumándose a la lista de actores de Hollywood que últimamente se han sometido a diversas intervenciones estéticas, poniendo en entredicho la eficacia de éstas. El actor ha vuelto a poner los tratamientos estéticos, ya sean médicos o quirúrgicos, en el punto de mira y ya hay quienes vuelven a afirmar que son ofensivos y perjudiciales para las personas. Pero ¿es la cirugía estética el problema? o ¿no acudir a un profesional adecuado?

 

Casos como el de Ben Affleck, donde más bien se detecta un mal uso o abuso de los tratamientos de medicina estética, son los que dan una falsa imagen de la medicina estética, causando miedo en las personas. En el caso del actor, observamos un abuso del bótox que le ha proporcionado una frente totalmente lisa, junto con un aumento de pómulos y mejillas, rellenados con grasa propia o con ácido hialurónico, lo que le ha conferido una cara inexpresiva y feminizada. Y no es la primera vez que se especula sobre el paso de Affleck por quirófano: Ya a finales de 2015 se comentó que se había sometido a una blefaroplastia (bolsas párpados inferiores y exceso piel superior) y un posible lífting de la frente.

 

El Dr. Junco nos ha explicado que cuando un paciente decide someterse a un tratamiento de medicina estética tiene que tener presentes varios aspectos:

 

  • El mal uso o en muchos casos el abuso de las sustancias empleadas para prevenir, retrasar o proporcionar un envejecimiento más llevadero, sobre todo, en cantidades desproporcionadas, pueden provocar resultados anti-estéticos y alejados de los deseados.
  • En el caso de los hombres es importante tener en cuenta que “menos es más” y que si se abusa de estas sustancias podemos feminizar el rostro con facilidad.
  • Los profesionales de la estética nos encontramos en ocasiones pacientes que presentan rasgos de dismorfofobia, es decir, que no se aceptan estéticamente o que se obsesionan y les da pavor envejecer o verse con algún signo de envejecimiento. En estos casos hay que ser ético y consecuente frenando los impulsos del paciente, o bien, decirles “no”.
  • Tanto el bótox como el ácido hialurónico son las mejores armas para frenar, prevenir y tratar los signos del envejecimiento, no para ser más jóvenes o no envejecer, sino para presentar un aspecto más jovial y relajado. Lo importante es estudiar cada caso con el profesional adecuado que nos explique cuál es el mejor tratamiento para nosotros, para solucionar un problema físico, mejorar nuestro aspecto y aumentar nuestra autoestima.
Posted in:
About the Author

Dr. Oscar Junco

El Dr. Óscar Junco es Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Barcelona. Inicia su especialidad en 1999 en el Hospital Universitario Vall d´Hebron en Barcelona, en la Unidad de Cirugía Plástica y Quemados. Desde 2009 dirige su propio equipo “Dr. Junco, Cirugía Plástica y Estética” con sede en Hospital Cima, Barcelona, y delegación en Centro Médico Digest, Badalona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *