MESOTERAPIA FACIAL. VITAMINAS

  • GALERÍA DE CASOS

    Ver más casos

    • INDICACIONES:

      Rehidratar y aportar luminosidad a la piel en cara, cuello y escote

    • DURACIÓN:

      De 20 a 30 minutos. En consulta.

    • DOLOR: 

      Indoloro

    • RECOMENDACIÓN: 

      3 ó 4 sesiones anuales

¿En qué consiste La mesoterapia facial o Vitaminas?

La mesoterapia facial es un tratamiento médico que consiste en infiltrar en la piel a través de microinyecciones productos como ácido hialurónico de alta densidad, solo o combinado con vitaminas, aminoácidos esenciales, oligoelementos, productos homeopáticos o silicio orgánico.

Se trata de un procedimiento indoloro, que hidrata la piel en profundidad dándole un aspecto más terso, joven y con mayor luminosidad.

Este tratamiento puede realizarse independientemente o combinado con otros tratamientos médicos (Bótox, rellenos de ácido hialurónico, etc) o quirúrgicos (blefaroplastia, lífting facial, lipofilling, etc).

 

¿Qué resultados se obtienen?

Gracias a la infiltración de estas sustancias se consigue hidratar, mejorar la flaccidez de la cara, cuello, escote y manos. Mejora el aspecto de las arrugas de las zonas tratadas y en general produce una revitalización global del rostro.

Los efectos que con este tratamiento se consiguen son, sin duda, superiores a los que se conseguirían combinando la mejor crema nutritiva con una hidratante, ya que los productos infiltrados penetran y actúan más profundamente que los aplicados tópicamente.

¿DESEAS REVITALIZAR E HIDRATAR TU ROSTRO?

Descubre los beneficios del cóctel de vitaminas

  • Contraindicaciones

    Es una técnica que puede ser realizada sobre cualquier tipo de personas, salvo aquellas que tengan alguna alergia a alguno de los productos mencionados anteriormente.

    El procedimiento

    Los productos de la mesoterapia facial son aplicados manualmente o bien utilizando una sistema de inyección parecido a una pistola.

    Para evitar las posibles molestias que se pudieran generar, se aplica anestesia tópica o tan solo frío.

  • Recomendaciones previas al tratamiento

    En los 7-10 días previos al tratamiento, NO DEBE CONSUMIR ÁCIDO ACETIL-SALICILICO (ASPIRINA) ni ningún otro producto que lo contenga, por su efecto sobre la coagulación sanguínea. En caso de necesidad de algún analgésico se puede utilizar el paracetamol (Nolotil, Gelocatil, Ibuprofeno, etc.).

    El día en el que se le inyecta debería evitar exponerse a los rayos del sol.

    Recomendaciones después del tratamiento

    Tras las sesiones es totalmente normal sufrir alguna inflamación y enrojecimiento, aunque tarda pocas horas en desaparecer.

    El número de sesiones y el espaciado entre ellas es variable, y depende del grado de envejecimiento que presente la piel del paciente. En general, se realizan de 3 a 5 sesiones, espaciadas las tres primeras alrededor de 15 días, mientras que las siguientes se realizan cada 3-4 semanas.

    La duración del efecto de los productos infiltrados es variable, y depende de los hábitos diarios de la persona que se ha sometido al tratamiento. Por ejemplo el consumo de tabaco y alcohol reducen los efectos.