Para acabar con las arrugas, ¿botox o ácido hialurónico?

botox barcelonaLos avances en el campo de la cirugía estética y la nueva medicina estética están al orden del día y cada vez más se pueden realizar tratamientos de estética que tan solo requieren un simple pinchazo. En la lucha contra las arrugas y el envejecimiento facial, hay dos tratamientos muy populares que han ido ganando terreno: el botox y el ácido hialurónico.  En ambos casos, por los efectos de la sustancia que se inyecta, el resultado sobre la arruga es casi inmediato: se relajan los músculos de la expresión, aumenta el volumen en los labios, rellena los pliegues de expresión o revitaliza todo el rostro (pómulos, frente, patas de gallo, etc.).

La diferencia entre los dos tratamientos es significativa. El botox se aplica en zonas de movimiento, para debilitar los músculos que producen las arrugas de la expresión. Si esa parte del rostro deja de moverse en exceso, dejará de arrugarse. El botox se inyecta comúnmente en las patas de gallo, el entrecejo y las arrugas de la frente. En cambio, se recurre al ácido hialurónico en las zonas que carecen de músculo en las cuales se ha perdido la grasa o tejido que daba volumen y consistencia. El ácido hialurónico es una sustancia hidratante que retiene las moléculas de agua, lo que mejora la elasticidad y el aspecto de la piel. Se usa en los pómulos, en los surcos de la nariz a la boca, aunque también para aumentar el volumen de los labios o elevar la punta de la nariz.

Los pacientes que están interesados en los productos de relleno, para acabar con las arrugas de expresión y rejuvenecer el rostro, antes de elegir cualquier tratamiento deben obtener la mayor información posible de parte del médico. El éxito de las inyecciones de botox o ácido hialurónico no sólo depende del producto, sino también de que su aplicación sea correcta y la realice un profesional cualificado.

About the Author

Dr. Oscar Junco

El Dr. Óscar Junco es Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Barcelona. Inicia su especialidad en 1999 en el Hospital Universitario Vall d´Hebron en Barcelona, en la Unidad de Cirugía Plástica y Quemados. Desde 2009 dirige su propio equipo “Dr. Junco, Cirugía Plástica y Estética” con sede en Hospital Cima, Barcelona, y delegación en Centro Médico Digest, Badalona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.