HILOS TENSORES

    • INDICACIONES:

      Flacidez cara y cuello.

    • DURACIÓN DEL TRATAMIENTO:

      De 30 a 60 minutos. En consulta.

    • RECUPERACIÓN:

      De 5 a 10 días.

    • DURABILIDAD DEL EFECTO:

      De 10 a 18 meses.

Los hilos tensores son una técnica no quirúrgica con la que se consigue un importante efecto lífting. Consiste en la colocación de unos hilos a nivel subcutáneo para combatir la flacidez, el descolgamiento y las arrugas en las zonas que han perdido más firmeza debido a la edad.
Gracias a esta técnica que se realiza en consulta en cuestión de unos 30-60 minutos con anestesia tópica y de forma prácticamente indolora, conseguimos redefinir el óvalo facial del paciente consiguiendo un efecto rejuvenecedor.
Al ser un tratamiento natural muy poco agresivo para la piel, supone una inmediata recuperación y unos resultados visibles desde el mismo momento de la colocación de los hilos. El mejor aspecto se alcanza al cabo de 2 ó 3 semanas y el efecto lífting puede durar hasta un año.

Ventajas de los hilos tensores

Lo mejor de este tratamiento es que permite mejorar la apariencia facial con resultados excelentes y una rápida recuperación ya que lo que hacemos es reposicionar volúmenes sin modificar la fisonomía del paciente. Además, se trata de un tratamiento mínimamente invasivo que no deja cicatrices y que sólo requiere anestesia local en los puntos de entrada de los hilos para llevarse a cabo.

Rejuvenece tu aspecto

Si estás buscando un tratamiento sin cirugía que te haga desaparecer las arrugas y la piel flácida de tus pómulos, cara, cuello o escote, la técnica de los hilos tensores es la mejor solución para ti. Recupera la armonía y la juventud de tu rostro sin pasar por el quirófano.

¿DESEAS CONOCER MAS ACERCA DE LOS HILOS TENSORES 

Despeja aquí tus dudas

  • ¿Quién puede recibir el tratamiento con hilos tensores?

    Las personas más indicadas para recibir este procedimiento son los pacientes entre 30 y 60 años. La efectividad del procedimiento es especialmente alta en esas pieles que muestran ligeros síntomas de flacidez.

    ¿Cuánto tiempo requiere el procedimiento?

    Normalmente el tratamiento con hilos tensores suele durar alrededor de una hora, aunque el tiempo dependerá del número de zonas a tratar y la cantidad de hilos utilizados.

  • ¿Qué aéreas se pueden tratar con el tratamiento con hilos tensores?

    Este procedimiento puede tratar la flacidez en pómulos y mejillas, levantar las cejas caídas, aunque también es útil para mejorar la piel del cuello, de la papada o del escote y para la redefinición de la línea mandibular

    ¿Qué pasa después del procedimiento?

    Una vez ha finalizado el tratamiento, te darán algunas instrucciones que deberás seguir. Durante las primeras horas deberás aplicar hielo en la zona tratada para reducir la leve inflamación. Al cabo de unos días, ya habrán desaparecido por completo las molestias, aunque no se recomienda realizar ejercicio físico vigoroso hasta al cabo de dos o tres semanas.