CIERRE DE LÓBULOS o LOBULOPLASTIA

  • Sin-título-5

    • ESTANCIA EN CLÍNICA:

      De 30 minutos. Anestesia local.

    • DURACIÓN:

      De 15 minutos.

    • RECUPERACIÓN:

      Entre 5 y 7 días.

    • CUIDADOS POSOPERATORIOS:

      No usar pendientes durante 1 mes.

¿Qué es la lobuloplastia o cierre de lóbulos?

La elongación o rasgado, y hasta un desgarro total de los lóbulos de las orejas se ha vuelto un hecho muy habitual con la popularidad de los pendientes de gran tamaño como accesorios. Esto ha propiciado a un aumento de la demanda de la reparación del lóbulo de la oreja.

Estos desgarros suelen ser el resultado de usar aretes pesados, o de un tirón repentino fuerte hacia abajo de los pendientes. Hoy en día, también es frecuente el deseo de reparar unos lóbulos deformados tras el uso de dilataciones.

Es interesante añadir el hecho que las infiltraciones de ácido hialurónico en los lóbulos puede proporcionar un rejuvenecimiento de los mismos cuando presentan cierta flacidez o pérdida de volumen. Puede realizarse independientemente o tras la cirugía de los lóbulos rasgados, aportando así más turgencia.

¿PENSANDO EN UNA LOBULOPLASTIA?

Despeja aquí tus dudas sobre cómo mejorar el de tus orejas

  • ¿Cómo se realiza la cirugía de cierre de lóbulos o lobuloplastia?

    Se trata de una cirugía muy simple que se realiza con anestesia local y con una duración inferior a los 15 min.

    El lóbulo rasgado o desgarrado de la oreja se puede reparar de dos maneras:

    Cierre simple : Se incide sobre las paredes del agujero, y la piel se sutura ocluyendo la parte posterior y anterior del lóbulo de la oreja.

    Reconstrucción con Z Plastia : Se crean dos colgajos triangulares de piel que se diseñan a ambos lados del agujero o desgarro. Estos flaps se giran y se intercambian sus posiciones. Esto permite que el tejido sano vaya de la periferia del lóbulo de la oreja hacia el área del desgarro o perforación.

  • Recuperación

    La mayoría de los pacientes describen la recuperación de la reparación del lóbulo de la oreja como bastante fácil. Las molestias son mínimas.

    Los puntos de sutura se retiran a los 15 días.

    En 1 mes podrán volverse a realizar los agujeros en los lóbulos, a ser posible alejados de la cicatriz para evitar nuevo desgarro.