¿Cuáles son las mejores prótesis mamarias?

A medida que la tecnología ha ido avanzando también lo han hecho las prótesis mamarias que se utilizan a la hora de realizar un aumento de pecho, pero no todas tienen la misma calidad ni pueden ser recomendadas sin miramientos.

Aunque hay varias que cumplen con los requisitos necesarios, parece que los profesionales del sector están bastante de acuerdo en el hecho de que las mejores prótesis que puede ofrecer el mercado en estos momentos son las de Gel Cohesivo de Silicona, principalmente porque son las que ofrecen mayor garantía contra roturas o fugas.

Aumento de pecho

Además, y en contra de lo que se vino publicando hace unos años, estas prótesis mamarias no deben de ser cambiadas obligatoriamente a los 10 años, salvo que se produzca una fuga o rotura, muy poco habitual con las de Gel Cohesivo de Silicona, como ya explicamos aquí.

Sí que es recomendable realizar un seguimiento a partir de esos 10 años mediante una ecografía para comprobar el estado de los implantes, sólo en el caso de desgaste de los mismos se debería plantear la posibilidad o no de reemplazarlos mediante una cirugía más sencilla y de forma ambulatoria. En caso de no sustituirlos, sólo sería preciso cambiarlos si el cuerpo los detectara como extraños y produjera una contractura capsular en cuyo caso produciría cambios estéticos en el pecho y dolor.

Por otro lado, las prótesis mamarias de Gel Cohesivo de Silicona permiten obtener diferentes formas y texturas, con lo que se consigue una imagen mucho más natural y cercana a la forma original del pecho de la paciente.

Antes las prótesis eran todas redondas, de forma única, y ello provocaba que en ocasiones el pecho aumentado diera sensación de artificial. Ahora, y siempre con el asesoramiento del profesional que va a realizar la operación, la paciente puede decidir el tipo de imagen de pecho que quiere tener.

Actualmente con la extensa variedad tanto de implantes redondos como anatómicos podemos cubrir las expectativas de cualquier mujer y utilizamos unos u otros indistintamente dependiendo del resultado que se desee conseguir y en base al cuerpo y al pecho del que se parte. Y en este mismo sentido, y para tranquilidad de las pacientes, gracias a los sistemas de simulación de aumento de pecho que utilizan los especialistas más avanzados se puede tener una imagen clara de cómo quedará la prótesis elegida y el tipo de imagen que se dará de cara al exterior.

En definitiva, las técnicas y las prótesis utilizadas para las operaciones de aumento de pecho han mejorado de manera importante en los últimos años con lo que se puede realizar una operación con total garantía de éxito, tanto en la morfología obtenida como en la durabilidad de los resultados.

¿Cuáles son las mejores prótesis mamarias?
Valora este post
Posted in:
About the Author

Dr. Oscar Junco

El Dr. Óscar Junco es Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Barcelona. Inicia su especialidad en 1999 en el Hospital Universitario Vall d´Hebron en Barcelona, en la Unidad de Cirugía Plástica y Quemados. Desde 2009 dirige su propio equipo “Dr. Junco, Cirugía Plástica y Estética” con sede en Hospital Cima, Barcelona, y delegación en Centro Médico Digest, Badalona.

3 Comments

  1. Buenos días Dr. Junco,

    No sé si es imposible identificar el tipo de implante que lleva una persona a partir de una fotografía pero me interesa mucho saber si se puede saber en qué plano (submuscular o subglandular) lleva las prótesis la mujer de la fotografía, si hay algún signo que las diferencie:

    http://indayiskariray.com/some-thoughts-on-lisa-marie-of-bodyrock/

    Se trata de una mujer que basa sus ejercicios en HIIT y en el peso de su cuerpo, es decir, está contínuamente ejercitando el pectoral. En su caso, ¿puede ser que le recomendaran subglandular tras conocer su estilo de vida y el tipo de ejercicios que realiza?

    • Buenos días Eva,

      Existen dos tipos de técnicas retromusculares para implantar prótesis mamarias. Dependiendo cual se use, el resultado estético a largo plazo y las interferencias con los ejercicios pectorales serán unas u otras.

      Usando la retromuscular total, técnica más arcaica y clásica, los implantes están supeditados a estar siempre en la misma posición de manera que con el pasar del tiempo puede apreciarse discordancia entre zona pectoral abultada y el pecho real desplazado hacia abajo, apreciándose como un doble pecho. Por otro lado, ante ejercicios musculares con pectorales, las prótesis fácilmente podrán desplazarse al son del músculo en cuestión.

      En cambio, usando la técnica retromuscular parcial ‘dual plane’, precisamente la empleada en nuestro caso, los implantes siempre irán al son del pecho y no estarán aprisionados por el músculo. La función en este caso de la cobertura superior del implante por el músculo será la de cubrir y proteger el polo superior del implante y de retrasar al mismo tiempo el des colgamiento natural del pecho. A más,
      no limita en ningún caso la práctica de ejercicios pectorales, eso si a partir de los 6 meses post-intervención.

  2. Buenos días de nuevo, Dr. Junco,

    Después de buscar por Internet, he conseguido leer que la mujer lleva prótesis submusculares.

    El único motivo que me tira para atrás a la hora de decidirme a comenzar con la primera visita es que las prótesis submusculares me dificulten hacer ejercicios de musculación de pectoral una vez colocadas. Psicológicamente no soportaría que tras el aumento, mi fuerza se viera menguada o no fuera capaz de hacer flexiones con normalidad. Tampoco me gustaría que en cada movimiento que hiciera, las prótesis se vieran desplazadas.

    ¿Cuál es su punto de vista respecto al aumento submuscular y los ejercicios de musculación de pectoral como las flexiones? ¿Hay limitaciones? ¿Hay que escoger entre continuar con este tipo de ejercicios o ponerse implantes submusculares?

    Muchas gracias por su ayuda y atención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.