¿Te preocupan las bolsas, ojeras o patas de gallo?

Según el estudio europeo Eye for Beauty (de la farmacéutica Allergan), a partir de los 37 años la mirada es lo que más nos preocupa, sobre todo a las mujeres. De hecho, una de cada dos españolas está descontenta con el aspecto de la zona que rodea sus ojos, sobre todo en el caso de las ojeras (un 49%), la mirada cansada (37%) y las patas de gallo (28%). Esta es el área que más delata nuestra edad y también estado de ánimo. ¿Te preocupan las bolsas, ojeras o patas de gallo? En Dr. Junco, Cirugía Plástica y Estética tenemos la solución.

Cuando las personas alcanzamos los 25 años de edad, el entrecejo y las patas de gallo empiezan a marcarse. La piel del contorno de los ojos es extremadamente frágil, en concreto, cinco veces más fina que la del resto de la cara, que a su vez es cinco veces más delgada que la del cuerpo. Además, sufre constantes mutaciones internas: el movimiento del músculo orbicular cada vez que esbozamos una agradable sonrisa genera arrugas de expresión y contribuye a la caída de la cola de las cejas. Sin embargo, a parte del paso del tiempo, los factores externos también hacen mella: el sol y el tabaco, por ejemplo, producen envejecimiento cutáneo, deshidratación, falta de oxigenación y contracciones musculares repetidas (que causan las patas de gallo).

Ante este panorama tan poco esperanzador, existe una chispa de ilusión: la blefaroplastia o cirugía de los párpados. El procedimiento consiste en extraer la grasa y el exceso de piel y músculo de los párpados superiores e inferiores. Puede corregir las bolsas, la caída de la piel y otras imperfecciones que generan una imagen desfasada del paciente (parece mucho mayor de lo que es) y más cansada. Incluso en algunos casos, estas circunstancias pueden interferir con la visión. Si te preocupan las bolsas, ojeras o patas de gallo y buscas una mejoría en tu apariencia (no persigues la perfección absoluta), la blefaroplastia está diseñada para ti.

El equipo del Dr. Junco realiza esta intervención en un quirófano de la clínica Cima y, por lo general, no es necesario que el paciente permanezca en ella más que unas horas tras la cirugía. Normalmente se ejecuta bajo anestesia local y sedación y suele durar de entre una y dos horas, o más cuando se asocia a otras intervenciones (como el lifting cervicofacial o el lifting frontal). Tras la operación, el paciente puede sentir molestias sobre los párpados, que se alivian fácilmente con la medicación prescrita por el cirujano. Los resultados de la blefaroplastia consiguen un aspecto más joven y despierto y, además, en muchos de los casos son permanentes.

Posted in:
About the Author

Dr. Oscar Junco

El Dr. Óscar Junco es Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Barcelona. Inicia su especialidad en 1999 en el Hospital Universitario Vall d´Hebron en Barcelona, en la Unidad de Cirugía Plástica y Quemados. Desde 2009 dirige su propio equipo “Dr. Junco, Cirugía Plástica y Estética” con sede en Hospital Cima, Barcelona, y delegación en Centro Médico Digest, Badalona.

2 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.