¿Ácido Hialurónico vs Bioestimuladores de Colágeno?

  1. Tanto el Ácido Hialurónico como los Bioestimuladores de Colágeno son tratamientos utilizados en el ámbito de la medicina estética para mejorar la apariencia de la piel y rejuvenecerla desde hace más de 15 años. Sin embargo, tienen diferencias importantes en términos de sus propiedades, mecanismos de acción y resultados. Aquí te presentamos las principales diferencias entre ambos y cuando usar uno o el otro

Tanto el Ácido Hialurónico como los Bioestimuladores de Colágeno son tratamientos utilizados en el ámbito de la medicina estética para mejorar la apariencia de la piel y rejuvenecerla desde hace más de 15 años. Sin embargo, tienen diferencias importantes en términos de sus propiedades, mecanismos de acción y resultados. Aquí te presentamos las principales diferencias entre ambos y cuando usar uno o el otro:

Ácido Hialurónico:

  1. Composición: El ácido hialurónico es una sustancia que se encuentra de manera natural en el cuerpo humano, especialmente en la piel, articulaciones y tejido conectivo.
  2. Mecanismo de acción: El ácido hialurónico se inyecta directamente en la piel para rellenar arrugas, líneas finas y áreas que han perdido volumen o se desea embellecer. Actúa como un relleno dérmico, proporcionando hidratación y volumen a la piel.
  3. Efecto: Los resultados son inmediatos y generalmente temporales, ya que el ácido hialurónico se descompone con el tiempo y es reabsorbido por el cuerpo. Los efectos pueden durar desde varios meses hasta un año, dependiendo de la formulación y la ubicación de la inyección.
  4. Indicaciones: El ácido hialurónico se utiliza principalmente para rellenar y suavizar arrugas, restaurar volumen en áreas como los labios, pómulos, mentón, mandíbula y las mejillas donde se ha perdido con los años, y mejorar la hidratación de la piel.

Bioestimuladores de Colágeno:

  1. Composición: Los bioestimuladores de colágeno son compuestos sintéticos diseñados para estimular la producción de colágeno en la piel. El colágeno es una proteína en forma de fibras que se encuentra en la capa intermedia de la piel, proporcionando resistencia y elasticidad. A medida que envejecemos, perdemos colágeno, lo que lleva a una piel menos elástica y resistente, lo que se refleja en arrugas y otros problemas dérmicos.
  2. Mecanismo de acción: Estos productos se inyectan en la piel para activar los fibroblastos, células responsables de la producción de colágeno y otros componentes de la piel. El resultado es la creación de nuevas fibras de colágeno que mejoran la textura, firmeza y calidad general de la piel. Algunos bioestimuladores comunes son Sculptra®, Radiesse® y Ellanse®.
  3. Efecto: A diferencia del ácido hialurónico, los efectos de los bioestimuladores de colágeno se desarrollan gradualmente a medida que se produce más colágeno. Los resultados pueden ser más duraderos, ya que la producción de colágeno puede continuar durante varios meses después del tratamiento y puede mantenerse durante un período más prolongado.
  4. Indicaciones: Los bioestimuladores de colágeno se utilizan para tratar la flacidez de la piel, mejorar la textura y suavizar arrugas profundas. También se usan para tratar áreas donde se ha perdido volumen, como las mejillas y las manos, de una forma más sutil que con el ácido hialurónico.

En resumen, el ácido hialurónico actúa como un relleno temporal que agrega volumen y mejora la hidratación, mientras que los bioestimuladores de colágeno estimulan la producción de colágeno propio de la piel para lograr resultados más duraderos en términos de firmeza y textura. La elección entre ambos tratamientos dependerá de los objetivos estéticos del paciente y las recomendaciones del profesional médico.

Cabe destacar que el ácido hialurónico y la radiofrecuencia también estimulan a los fibroblastos de la piel a que aumenten su síntesis de colágeno y elastina, por lo que ayudan a conservar y mejorar su firmeza.

El reciente boom de los bioestimuladores de colágeno se debe a los casos del Síndrome de Pillow Face en celebridades como Madona o Tom Cruise, que presentan una cara deforme por el exceso de rellenos dérmicos como el ácido hialurónico, por ello las personas buscan una relleno más sutil e imperceptible por miedo a terminar con una “cara de almohada”. 

Hay que mencionar que este síndrome sólo es consecuencia de una mala aplicación y/o un exceso de ácido hialurónico infiltrado en la piel del rostro. De aquí la importancia de acudir a un especialista en medicina estética que pueda hacer una evaluación muy cuidada de la piel y recomendar un tratamiento u otro y realizar una correcta aplicación.

Rate this post
Please follow and like us:
About the Author

Dr. Oscar Junco

El Dr. Óscar Junco es Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Barcelona. Inicia su especialidad en 1999 en el Hospital Universitario Vall d´Hebron en Barcelona, en la Unidad de Cirugía Plástica y Quemados. Desde 2009 dirige su propio equipo “Dr. Junco, Cirugía Plástica y Estética” con sede en Hospital Cima, Barcelona.

2 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.