¡STOP al sudor!

El Dr. Junco combate la hiperhidrosis/ sudor con bótox

Evitar las camisetas grises, ponerse desodorante de forma excesiva u optar siempre por camisetas de tirantes. Estos son algunos de los trucos que las personas con hiperhidrosis (tendencia a sudar en exceso) ponen en práctica en verano. Sin embargo, muchas de estas personas no saben que el sudor puede combatirse, además de con determinados trucos, desodorante o cremas especializadas, con bótox.

La hiperhidrosis es el nombre que recibe el hecho de sudar en exceso y se produce en un 2% de la población. Este porcentaje suele ser más elevado en el caso de las personas de origen asiático. En normas generales, la hiperhidrosis no conlleva ningún problema de salud, pero sí que entorpece las relaciones sociales y hace más difícil sentirse bien con uno mismo.

Si normalmente el sudor se da por una razón fisiológica, la de mantener la temperatura corporal estable, en el caso de la hiperhidrosis el sudor se da sin seguir esta norma, de manera espontánea. El exceso de sudor suele darse en manos, axilas, pies y región púbica; ya que son las regiones en las que se concentran más glándulas sudoríparas.

Gracias al bótox, este exceso de sudoración se puede controlar. El tratamiento consiste en realizar pequeños pinchazos de la toxina botulínica en la piel, que bloquea las neuronas que estimulan el funcionamiento de las glándulas sudoríparas. Así se consigue una suspensión temporal de la producción de sudor en el área donde se ha aplicado la sustancia.

El bótox puede inyectarse en manos, pies, axilas y cara. Los resultados del tratamiento se dan de manera casi inmediata y pueden durar entre 4 y 9 meses, dependiendo del tipo de organismo. Pasado ese tiempo, puede repetirse el tratamiento para bloquear la hiperhidrosis de nuevo.

  • ¿Qué es exactamente el sudor?

Todos conocemos lo que es el sudor y hablamos de él, a menudo a modo de queja y aún más en verano. Sin embargo, pocas personas saben qué es exactamente ese líquido que aparece cuando hacemos deporte, nos sentimos estresados o simplemente hace mucho calor.

La transpiración o sudoración es una función que el cuerpo humano lleva a cabo para mantener la temperatura corporal estable en 37o. El sudor está compuesto por un alto porcentaje de agua y otros líquidos ricos en sales y se encargan de él las glándulas sudoríparas. Nuestro cuerpo tiene entre 2 y 4 millones de estas glándulas.

Además, ¿sabías que el sudor no tiene mal olor? En sí, la sustancia que segregan las glándulas sudoríparas no huele mal, lo que genera ese olor tan molesto es que el sudor quede durante mucho tiempo sobre la piel. Cuando eso se da, las bacterias tienen el tiempo para descomponer el sudor, hecho que sí que genera mal olor.

¡STOP al sudor!
Valora este post
About the Author

Dr. Oscar Junco

El Dr. Óscar Junco es Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Barcelona. Inicia su especialidad en 1999 en el Hospital Universitario Vall d´Hebron en Barcelona, en la Unidad de Cirugía Plástica y Quemados. Desde 2009 dirige su propio equipo “Dr. Junco, Cirugía Plástica y Estética” con sede en Hospital Cima, Barcelona, y delegación en Centro Médico Digest, Badalona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.