El ácido hialurónico

Junto al Botox, el ácido hialurónico es la gran revolución de la medicina estética en todo el mundo gracias a los resultados inmediatos que consigue y a la sencillez de su aplicación, ya que basta con un pinchazo en la zona elegida para que la arruga desaparezca.

Pero, ¿cómo funciona exactamente el ácido hialurónico?

Dr junco ácido hialuronico

De esta manera la paciente puede recibir el tratamiento e incorporarse a su vida normal sin sobresaltos, intentando, claro está, no forzar el rostro con expresiones exageradas, principalmente en las zonas tratadas.

El ácido hialurónico es una sustancia hidratante que trabaja reteniendo las moléculas de agua con lo que consigue una mayor elasticidad de la piel, haciendo desaparecer las arrugas provocadas por la pérdida de la elasticidad de la misma. Dependiendo de la consistencia del ácido hialurónico también lo podemos usar para reponer volumen de grasa que se va perdiendo con la edad, y para proporcionar más volumen allá donde se desea.

A diferencia del Botox, el ácido hialurónico no bloquea la acción del músculo sino que simplemente ayuda a la piel a hidratarse, una hidratación que se va perdiendo con la edad. Por ello, el ácido hialurónico se utiliza en las zonas sin músculo, mientras que para las zonas en las que las arrugas son provocadas por la acción de un músculo en concreto se recomienda el Botox.

La gran ventaja del ácido hialurónico es que ya se encuentra en nuestro organismo, pero va perdiendo presencia a partir de los 25 años a medida que nuestra piel se va deshidratando, con lo que no deja de ser una sustancia más natural para el organismo.

¿Dónde se suele utilizar el ácido hialurónico?

En general, si el Botox se utiliza en la parte superior del rostro, el ácido hialurónico se utiliza en la parte media e inferior del mismo, aplicándolo directamente debajo de la arruga, surco o zona en la que se desee dar más volumen.

Para que nos hagamos una idea de la diferencia fundamental entre ambos, el ácido hialurónico se utiliza como relleno de la arruga que se quiere eliminar, mientras que el Botox paraliza el músculo que provoca la arruga.

¿Los efectos son permanentes?

No, al igual que el Botox el ácido hialurónico debe de ser reinyectado cada poco tiempo. Dependiendo el organismo el tiempo entre inyección e inyección puede ser mayor o menor, pero suele oscilar entre los 9-12 meses.

About the Author

Dr. Oscar Junco

El Dr. Óscar Junco es Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Barcelona. Inicia su especialidad en 1999 en el Hospital Universitario Vall d´Hebron en Barcelona, en la Unidad de Cirugía Plástica y Quemados. Desde 2009 dirige su propio equipo “Dr. Junco, Cirugía Plástica y Estética” con sede en Hospital Cima, Barcelona, y delegación en Centro Médico Digest, Badalona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.