Los beneficios de la blefaroplastia

Los ojos son la parte más significativa de nuestro cuerpo. Con transparencia y derribando cualquier barrera, muestran nuestros pensamientos, nuestro carácter y exponen nuestras más íntimas sensaciones. Son el vivo espejo de nuestra alma, siendo su estado uno de los componentes que más belleza aporta a nuestro rostro. De este modo, nunca debemos olvidar su función y prestar especial cuidado al mantenimiento de una mirada fiel a nuestro más profundo interior.blefaroplastia doctor junco

Con el transcurso del tiempo, los ojos sufren cambios que condicionan nuestra expresión facial. La verdad, el área ocular es la más fina del rostro, la más sensible a los efectos del envejecimiento. Arrugas, acumulación de piel y bolsas de grasa en los párpados son los efectos más habituales y comunes del paso de los años. Estas pequeñas infecciones provocan una mirada cansada y triste, que puede alterar aquella función de transparencia de nuestros ojos.

Sin embargo, existe una solución a todo ello. La blefaroplastia permite volver a lucir una mirada radiante, con símbolos de jovialidad y en armonía con el resto del rostro. Es una intervención que tiene como finalidad principal rejuvenecer la cosmética del párpado, tanto superior como inferior. El objetivo es conseguir naturalidad en la mirada, que ésta exprese aquello que se corresponde con la realidad.

En el caso del párpado superior, la cirugía consiste en extirpar la piel sobrante y se restaura la tensión del músculo. En el párpado inferior, en cambio, la cirugía consiste en eliminar las bolsas de grasa acumuladas y, en algunos casos, también se pueden mejorar los surcos de las ojeras. Aunque existen diferentes técnicas, ambas intervenciones son muy individualizadas y adecuadas a las características de cada paciente.

Los candidatos ideales para una blefaroplastia suelen ser hombres y mujeres que busquen una mejora en su apariencia ocular. Generalmente, los pacientes suelen tener 35 años o más, cuando empiezan a aparecer bolsas en ambos párpados. Aun así, puede que por cuestiones de herencia genética el paciente sea más joven. Tener un buen estado de salud, así como una estabilidad psicológica y realista de los resultados, son algunos de los condicionantes básicos para someterse a una blefaroplastia. La intervención va a mejorar nuestro aspecto, pero no conseguirá que nos parezcamos a otra persona. Por otro lado, algunas condiciones médicas como problemas de tiroides, falta de lágrimas suficientes, enfermedades cardiovasculares o diabetes pueden ser contraindicaciones ante la intervención.

La blefaroplastia es una cirugía segura, que garantiza unos resultados naturales y que, además, es muy duradera. Es la perfecta solución para rejuvenecer tu mirada sin sufrir cambios en la expresividad y sin perder la esencia de la misma. La blefaroplastia es definitiva y natural; miles de pacientes ya se han sometido a ella. Tú también puedes combatir el envejecimiento.

 

Posted in:
About the Author

Dr. Oscar Junco

El Dr. Óscar Junco es Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Barcelona. Inicia su especialidad en 1999 en el Hospital Universitario Vall d´Hebron en Barcelona, en la Unidad de Cirugía Plástica y Quemados. Desde 2009 dirige su propio equipo “Dr. Junco, Cirugía Plástica y Estética” con sede en Hospital Cima, Barcelona, y delegación en Centro Médico Digest, Badalona.

2 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.