Los cambios corporales de la mujer a partir de los 30

A partir de los 30 años, la mujer empieza a sufrir cambios, tanto internos como externos, que se agudizan con la llegada a los 45. Debido a diferentes circunstancias, el cuerpo de la mujer está constantemente bajo la influencia de modificaciones, que cambian su composición con el paso del tiempo. Aumento del porcentaje graso, flacidez, pérdida de elasticidad, hipertensión, colesterol, etc., son ejemplo de ello, algo que es posible combatir con un estilo de vida sano, una dieta equilibrada, ejercicio físico regular y las intervenciones de cirugía estética. En Dr. Junco, Cirugía Plástica y Estética te informamos de los cambios corporales de la mujer a partir de los 30 años y, además, te ayudamos a combatirlos:dr junco cambios ocrporales de la mujer a partir de los 30

  1. Aumento del porcentaje de grasa corporal: aunque la mujer coma lo mismo y en la misma medida, cuando se cruzan los 30 años hay un descenso automático del metabolismo. Por lo tanto, si no se realiza ejercicio físico, se queman menos calorías por minuto.
  2. Redistribución de la grasa en el abdomen: esta situación ocurre sobre todo después de los 40 o 45 años. Cuando la mujer deja atrás su etapa de fertilidad, la grasa de otras partes del cuerpo se redistribuye en el abdomen, aumentando así el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.
  3. Flacidez en los brazos y las piernas: la pérdida de masa y tono muscular es la principal causante de la flacidez en las extremidades, algo que sufren sobre todo aquellas mujeres que suben y bajan de peso constantemente. Si, ante la situación, no se realiza ejercicio físico, el resultado va a ser unas piernas y unos brazos flácidos.
  4. Pérdida de elasticidad en la piel: en ocasiones, aunque es posible fortalecer los músculos y eliminar el exceso de grasa, la piel sigue perdiendo elasticidad y quedando caída. Para solucionarlo, existen cirugías estéticas que pueden mejorar el aspecto, aunque la pérdida de elasticidad sea una consecuencia irreversible del envejecimiento.
  5. Dolores en la columna vertebral: con el paso de los años, sobre todo aquellos con más volumen, los pechos tienden a caerse, rindiéndose al envejecimiento y al poder de la gravedad. Cuando esto ocurre, las mujeres pueden sufrir serios dolores de espalda que les impidan realizar actividades diarias. Para evitar graves lesiones, la cirugía de reducción de pecho es la opción más indicada.

Hacer frente a los cambios del cuerpo de la mujer presentados no es una tarea fácil. Sin embargo, si la paciente se habitúa a realizar ejercicio físico, a mantener una dieta equilibrada, a tener el peso bajo control y a recorrer a la cirugía estética cuando así lo desee, podrá combatirlos con más eficacia.

About the Author

Dr. Oscar Junco

El Dr. Óscar Junco es Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Barcelona. Inicia su especialidad en 1999 en el Hospital Universitario Vall d´Hebron en Barcelona, en la Unidad de Cirugía Plástica y Quemados. Desde 2009 dirige su propio equipo “Dr. Junco, Cirugía Plástica y Estética” con sede en Hospital Cima, Barcelona, y delegación en Centro Médico Digest, Badalona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.