El Dr. Guilemany resuelve tus dudas acerca de la rinoplastia

La concepción que cada individuo tiene de la belleza es variable, plural y totalmente subjetiva. Sin embargo, suele existir consenso en unos casos determinados: algunos elementos del rostro determinan equilibrio, armonía y, como resultado, una estética impecable. Así pues, los labios, los ojos y, sobre todo, la nariz, son los rasgos faciales que mayoritariamente definen la belleza del individuo. Y, para conseguir el equilibrio, la cirugía plástica resulta una de las únicas opciones existentes. De entre las distintas intervenciones, la rinoplastia u operación de nariz es una de las más solicitadas, puesto que la nariz suele ser el foco principal del rostro, un signo de simetría o bien lo contrario, de asimetría. No obstante, aunque su popularidad es innegable, aún existen ciertas dudas acerca de dicha cirugía. Por ello, el Dr. Guilemany, especialista colaborador de Dr. Junco, Cirugía Plástica y Estética, nos las resuelve.rinoplastia dr oscar junco

 

¿En qué consiste una rinoplastia?

La operación de nariz, también conocida como rinoplastia, es un procedimiento quirúrgico destinado a corregir las deformaciones nasales. A través de la modificación de su forma, consigue mejorar el equilibrio y la armonía faciales. La verdad, es una de las intervenciones de cirugía plástica que más realiza el cirujano.

Es importante destacar que la rinoplastia no se reduce únicamente a disminuir o aumentar el tamaño de la nariz. Uno de sus principales objetivos es adaptar dicho elemento facial a las facciones y características propias de cada paciente.

 

¿Quién es el candidato ideal para la operación de nariz?

El candidato ideal para la rinoplastia suele ser un paciente con insatisfacción de su propia nariz, con traumatismos o con necesidad de mejora respiratoria. Aunque el principal objetivo de la intervención sea conseguir armonía y belleza, la rinoplastia también puede ser totalmente funcional para corregir problemas graves de respiración, por ejemplo.

Antes de la intervención, el examen médico es imprescindible para detectar cualquier anomalía que la pudiera contraindicar. La nariz debe permanecer libre de inflamaciones o infecciones, además de cuidar posibles procesos gripales o catarrales que provoquen congestión nasal.

 

¿Cómo ha evolucionado la cirugía?

Como cualquier intervención quirúrgica, la rinoplastia ha mejorados sus métodos hasta el día de hoy. Actualmente, los cirujanos nos basamos en un estudio fotográfico y, con la ayuda de un software especial para cirugía nasal, remodelamos la nariz de acuerdo con las características de cada rostro. Además de ello, podemos crear una imagen virtual del resultado, para mostrarle al paciente cómo será su nueva nariz. Así se sentirá más seguro del cambio que va a realizarse.

 

¿Cómo es el proceso de recuperación?

La rinoplastia precisa un proceso de recuperación de 1 a 2 semanas. El paciente abandona el quirófano con un taponamiento nasal y un yeso que cubre su nueva nariz. Durante los primeros días, podrá sentir molestias y podrán presentarse edemas y hematomas en las zonas cercanas. Aunque tras las dos semanas el taponamiento, el yeso y las tiritas posteriores ya se habrán retirado, el aspecto estético definitivo de la nariz deberá seguir una evolución a lo largo de los seis meses siguientes. Sin embargo, una vez transcurridas las dos semanas el paciente podrá seguir con su vida habitual.

 

Rate this post
Please follow and like us:
Posted in:
About the Author

Dr. Oscar Junco

El Dr. Óscar Junco es Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Barcelona. Inicia su especialidad en 1999 en el Hospital Universitario Vall d´Hebron en Barcelona, en la Unidad de Cirugía Plástica y Quemados. Desde 2009 dirige su propio equipo “Dr. Junco, Cirugía Plástica y Estética” con sede en Hospital Cima, Barcelona.

3 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.